¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

síntomas de la anemia

Los síntomas de la anemia pueden variar, dependiendo del tipo de anemia que tenga el paciente. En la mayoría de los casos, la anemia tiene un inicio lento, y el cuerpo va a compensar la falta de hierro, que enmascara los síntomas en las primeras etapas, por lo tanto, la detección de la anemia es difícil.

La condición puede ser diagnosticada con la ayuda de un examen de sangre para verificar los niveles de hematocrito, y si los pacientes están experimentando signos o síntomas de anemia, se debe estar seguro de comentarlos al médico Muchos de los síntomas de la anemia se pueden verse en todos los casos, independientemente de la causa. Piel pálida, fatiga, latidos irregulares del corazón, presión arterial baja, debilidad, falta de aliento, una sensación de ligera de dolor de cabeza, dolor en el pecho, mareos, desmayos, y piel fría son los signos de la anemia.

Los pacientes también pueden experimentar cambios en el color de las heces, náuseas y ataques cardíacos. Cuanto más persiste la anemia, mayor gravedad en los síntomas habrá. Si la anemia es causada por deficiencia de hierro, los pacientes pueden experimentar antojos de alimentos, causados por el intento del cuerpo de recuperar el hierro.

La anemia B12 puede ir acompañada de pesadez, adormecimiento, hormigueo, y demencia, mientras que la anemia causada por la intoxicación por plomo se acompaña de vómitos y un color azul en las encías. Si la anemia es el resultado de la destrucción de los glóbulos rojos, los pacientes pueden desarrollar ictericia, orina oscura, y úlceras en las piernas.

La anemia falciforme es clásicamente asociada con la susceptibilidad a las infecciones, retraso en el crecimiento, y la fatiga. En algunas ocasiones, la anemia se asocia con otra condición médica, y los síntomas de esta condición pueden presentarse antes de que se produzcan los síntomas de la anemia. Los niños en crecimiento, las mujeres embarazadas y las personas con una dieta mal equilibrada tienen un mayor riesgo de padecer anemia.

Los pacientes que desarrollan los síntomas de la anemia deben visitar el médico para recibir un análisis de sangre y un examen médico para determinar si el paciente está anémico y cuáles son sus causas Tratamiento de la anemia puede variar, dependiendo de su causa.

El aumento de la ingesta de hierro es generalmente es una parte importante del tratamiento para conseguir que el paciente se estabilice, y así pueda ser tratada la enfermedad subyacente que padezca la persona.

Las personas que sufren de anemia no deben donar sangre y si necesitan alguna cirugía, esta debe reprogramarse hasta que aumenten los niveles de hematocrito. Estas medidas están destinadas a ayudar al paciente a evitar las complicaciones de la anemia que puede ser causada por niveles peligrosamente bajos de hierro en la sangre.


Remedios caseros

0 comentarios:

Publicar un comentario



Buscar